La Noche de Velas es una tradición muy antigua en muchas partes de la cristiandad. Durante el Servicio de este viernes 21 de diciembre, se leerán  una serie de citas bíblicas tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento, que hablan de estas promesas o de Jesús. Todo esto, acompañado de los maravillosos y tradicionales himnos navideños.

Para finalizar,  la  iglesia se oscurece por completo, para mostrar que el mundo se encuentra en la oscuridad del pecado.  Desde la parte de atrás aparece una persona con un velón, simbolizando la luz que Cristo nos trae con el Evangelio.  De ese velón se encienden todas las velas que los asistentes tienen y una vez que todos han encendido su vela se canta Noche de Paz y se sale al frontis de la Iglesia, para recordarnos que la luz de Jesús debe llegar a todo el mundo y especialmente a los que no están en la iglesia.

 Una simple ceremonia, pero con un gran mensaje. 

Un mensaje de esperanza en Jesús.

¡Te esperamos!